La compra de una vivienda colectiva

This post is also available in: Deutsch English Français Italiano Türkçe Albanian

Mi vivienda está a la venta! ¿Qué hacer?

Cada vez más en la ciudad, el cambio de los dueños de nuestras viviendas a precios especulativos provoca renovaciones de lujo y demoliciones. Pero incluso sin la venta total del inmueble existe la amenaza creciente de renovaciones totales con desalojos masivos simultáneos. El precio aumenta después de la renovación y los apartamentos una vez económicos se convierten en condominios.

Solo algunos afectados logran anteponerse a esta situación.

Preparar la compra de una vivienda colectiva

  1. Póngase en contacto con los propietarios
    Para poder comprar casas en el entorno actual del mercado sin el aumento de precio de las rentas, el contacto con los vendedores potenciales es esencial. Se recomienda crear simpatía. Reúnete con ellos para discutir temas relacionados al inmueble. Cuando llegue el momento oportuno, comparte tu deseo de permanecer en la vivienda el mayor tiempo posible y menciona la posibilidad de tomar posesión del inmueble a través de una cooperativa conjunta con los inquilinos existentes.

    Si esto no es posible, considera otras maneras de presionar a los propietarios (véase el recuadro de la derecha)

  1. Actúa rápidamente
    Si una agencia de bienes raíces toma posesión del inmueble, probablemente será demasiado tarde. El inmueble será ofrecido en el mercado al mayor precio especulativo y la toma de posesión por parte de una cooperativa será muy difícil.

Considere que esta no es la única manera de actuar ante la posibilidad de perder tu vivienda. Muchas casas cooperativas consiguen salvar su modo de vivienda después de varios años de lucha.

 

  1. Autoorganización
    Discute tus ideas y necesidades con los otros inquilinos, ¿Cuál es su posición sobre una posible compra del inmueble y una solución cooperativa auto-gestionada? ¿En qué vecindarios podrías encontrar aliados potenciales? Si nos apoyamos y trabajamos juntos, las posibilidades de éxito son mucho mayores.
  1. Dinero
    Lamentablemente, no existen viviendas gratuitas. Por lo tanto, vale la pena pensar en lo siguiente: ¿Cuánto dinero podríamos recaudar como cooperativa? ¿Tenemos conocidos o familiares que pudieran ayudar con un préstamo?
  1. Buscar ayuda
    ¿La situación se está complicando?, ¿Tienes problemas con los detalles financieros?, ¿Es difícil llegar a un acuerdo o hay detalles burocráticos que exceden tus horizontes? Nosotros podemos orientarte

Podemos mostrarte las bases corporativas de estas organizaciones y aclararte las posibilidades para una posible compra colectiva.

Juntos podemos encontrar un futuro común. Estamos abiertos a inquilinos que deseen organizarse con el sindicato de manera cooperativa.

Desafortunadamente, las consultas e informaciones son ofrecidas solo en alemán, francés, italiano e inglés. Si necesitas asesoramiento, por favor organiza un/a traductor/a

Contacto: beratung@mietshaeusersyndikat.ch